La Contraloría General de la República, luego del análisis pertinente, aprobó el Plan Regulador Intercomunal (PRI) de la Provincia del Elqui, instrumento de planificación territorial e integral que, tras esta aprobación y su posterior puesta en marca, permitirá regular el crecimiento demográfico y económico del territorio provincial, lo que incluye a la comuna de Coquimbo.

Este plan implica, en términos generales, sentar las bases de un trazado que permita actuar con claridad respecto a materias de inversión y definición de zonas de crecimiento de la conurbación; asimismo entregará la certeza para definir la ubicación de actividades productivas e infraestructura intercomunal. El proceso de elaboración del PRI, partió el año 2012, e ingresó por primera vez a aprobación del Gobierno Regional el año 2014, iniciando un proceso de observaciones por parte de Contraloría General de la República y sus respectivas correcciones, siendo aprobada por el Consejo Regional para este último envío en febrero de 2018. Al notificarse la aprobación, el MINVU debe publicar el instrumento aprobado en el Diario Oficial, entrando en vigencia.

En reunión con los alcaldes de Coquimbo, Marcelo Pereira, y La Serena, Roberto Jacob, parlamentarios y autoridades y medios de comunicación regionales, la Intendenta Regional Lucía Pinto informó sobre la toma de razón de Contraloría en torno al instrumento, donde señaló que “esta es una gran noticia, la aprobación por parte de la Contraloría General de la República, del Plan Regulador Intercomunal, uno de los más grandes impulsos que tendrá la región en materia de inversión, al contar con reglas claras que permitirán, definir, donde se pueden construir los distintos proyectos de asentamiento humano, o determinar el emplazamiento de infraestructura pública, como hospitales y caminos, entre otros”.

El Alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira Peralta, destacó que “estamos muy contentos por esta noticia, nuestro actual Plano Regulador data de hace años, en ese contexto, nos va a permitir realizar el ordenamiento que corresponde y proyectar a futuro una comuna ordenada, y llegar a sectores como, por ejemplo, Rinconada El Sauce, El Panul o Pan de Azúcar, y entregar saneamiento e infraestructura pública básica; o regularizar el crecimiento de Guanqueros y Tongoy, de tal manera que la zonificación que realicemos con la comunidad determine el crecimiento de la comuna. También planificar la conexión con La Serena como una metrópoli, con alternativas para que ambas comunas estén comunicadas y programarnos a 30 años”.

De acuerdo al Alcalde de La Serena, Roberto Jacob, “Lo más importante es que este plan nos permite desarrollar las ciudades de forma mucho más ordenada y armónica; también reducir los tiempos de aprobación del Plano Regulador de nuestra comuna, por tanto, vamos a poder desarrollar zonas productivas que se pueden convertir en áreas de asentamiento humano. Hay que ver como lo usamos de la mejor forma posible, sobre todo en comunas que tenemos planes reguladores de hace años atrás y que no se condicen con el desarrollo actual”.

Plan Regulador Comunal de Coquimbo

A nivel local, con la aprobación del PRI, el Plan Regulador Comunal para el ordenamiento interno de la comuna, acelerará los tiempos de aprobación, – que se encuentra en revisión de acuerdo a la normativa vigente – debiendo solamente el MINVU emitir su pronunciamiento.

Al entrar en vigencia el nuevo instrumento de planificación, Coquimbo se verá beneficiado con Ordenamiento Territorial, que considera la especificación de zona urbana, zona de expansión de viviendas, zonas de usos múltiples y de equipamiento, entre otros.

También en materia de ampliación de la Zona Urbana, ya que se Incorpora al sector El Panul estableciendo un radio urbano, como también a la zona de El Sauce y Rinconada. Con ello, se facilita la generación de iniciativas de conectividad y saneamiento sanitario en beneficio de la gran cantidad de vecinas y vecinos radicados en estos sectores. De igual manera, implica el reconocimiento de Zonas de Interés Patrimonial,  como el Barrio Inglés, con el fin de resguardar el legado cultural y la infraestructura patrimonial de Coquimbo.

El Plan Regulador también amplia la regulación de los sectores de Guanaqueros y Tongoy, con el fin de dar un ordenamiento territorial armónico en el desarrollo de estas importantes localidades; la modificación en Zonas de interés y borde costero con límites de altura en construcción (La Herradura 9 metros en el sector del pueblo, y 11 metros en la Puntilla); y zonificación del Territorio y Consolidación.

De igual manera, en lo que respecta a  Zona industrial,  se aumentará la capacidad de edificación en el terreno de un 40% a un 80%, lo cual permitirá regularizar las edificaciones de las empresas instaladas y por consiguiente una mayor recaudación de ingresos por concepto de obras y patentes.